El repertorio musical granadino dentro del estilo de marcha de procesión ha sido y es muy amplio a lo largo del tiempo, pasando por diferentes épocas donde la música que se interpretaba eran arreglos de música clásica, hasta periodos en el que las diversos músicos militares de la provincia daban su toque mas marcial a estas composiciones.

Si bien es difícil de definir un estilo claro en la composición granadina para este género, la marcha procesional, si podemos destacar la velocidad pausada en sus composiciones, con presencia de valores largos, una temática sin demasiados adornos o florituras, destacando siempre el fuerte de bajos, y con una armonía en la que se ven ciertos guiños a compositores clásicos de finales del siglo XIX y principios del XX que siguieron el tipo de sonoridad llamada Alambrismo.

Basándose en estas premisas, la Federación Granadina de Bandas de Música convoca este concurso con el fin de fomentar la composición musical de carácter granadino, tomando como referentes a autores propios de nuestra contexto musical, marchas que pese a las modas siguen interpretándose y/o con un estilo propio que evitan su desuso y olvido.